Get Adobe Flash player
  Política Anti Soborno de ABF

INTRODUCCION

Associated British Foods plc (ABF) se ha comprometido a actuar de manera profesional, justa e íntegra en todas sus actividades comerciales. Como parte de este compromiso con sus prácticas empresariales éticas, ABF no tolerará ninguna forma de soborno o corrupción.[1]
Esta Política Anti Soborno describe el comportamiento y los principios necesarios para respaldar este compromiso. En particular, establece las políticas y los procedimientos de ABF que tienen por objetivo asegurar el cumplimiento de la Ley de Prevención del Soborno en el Reino Unido (Bribery Act) y la Ley de los EE. UU. sobre Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA por sus siglas en inglés). Las leyes y los reglamentos anti soborno pueden ser complejos. Esta Política permitirá a los empleados reconocer los conflictos; evitar las conductas prohibidas cuando las mismas sean evidentes; y buscar asesoramiento inmediato cuando las mismas no sean tan claras. Asimismo, será necesario que ciertos empleados, en virtud de sus funciones, asistan personalmente a cursillos de capacitación en anticorrupción.

RESUMEN DE LA POLÍTICA

Todos los empleados, ejecutivos y directores de ABF y todos aquellos que actúen en nombre o representación de  ABF, tienen estrictamente prohibido ofrecer, pagar, solicitar o aceptar sobornos o dádivas, incluidos el cohecho y los pagos realizados con el objeto de facilitar, agilizar o acelerar trámites administrativos (en adelante, "pagos facilitadores" o "facilitation payments").
Las disposiciones establecidas en esta Política se aplican a ABF, a sus subsidiarias cien por ciento controladas por ella, y a joint ventures  controlados por ABF, y a todos sus empleados, ejecutivos y directores. En el caso de los joint ventures donde ABF no tenga una participación mayoritaria, se espera que cumplan con ésta u otra política similar.
Los agentes, representantes e intermediarios que actúen en nombre de ABF, en cualquier lugar del mundo, deben cumplir con los Principios de Negocios (que incluyen las correspondientes disposiciones anti soborno) de ABF (o de la empresa operativa de ABF de la que se trate) o con un código de conducta similar.[2]  Se espera que los terceros, tales  como proveedores y otros contratistas, cumplan el Código de Conducta de ABF (o de la empresa operativa de ABF de la que se trate) o un código de conducta similar.
Dada la grave naturaleza de este tipo de infracción, la falta de cumplimiento de esta Política por parte de un empleado, ya sea intencional o negligentemente, podrá dar lugar a que se tomen medidas disciplinarias que en última instancia podrían derivar en la finalización del contrato de trabajo.


LEGISLACION PERTINENTE

Existen leyes anti soborno en la mayoría de los países del mundo. Más abajo nos concentramos en las leyes del Reino Unido y los EE.UU.; sin embargo, ABF exige que se respeten las leyes de todos los países en los que ABF desarrolle sus actividades, buscando asesoramiento legal local cuando sea pertinente.
Ley de Prevención del Soborno del Reino Unido (Bribery Act)
Al amparo de la Ley de Prevención del Soborno del Reino Unido, toda persona comete un delito al ofrecer, prometer o dar dinero, obsequios o cualquier otro objeto de valor a otra persona, o al solicitarlos o recibirlos de otra persona como aliciente o recompensa para realizar una gestión indebidamente, o cuando la acción de aceptar o recibir sea en sí impropia. Cualquier clase de obsequio, beneficio, recompensa o ventaja puede constituir un soborno, no siendo necesario que se trate de una oferta monetaria. Esta ley general penaliza la oferta de sobornos a personas tanto del sector público como del privado, es decir, no está limitada a la corrupción de funcionarios gubernamentales (cohecho).
La Ley también contiene la tipificación del delito de soborno a funcionarios públicos extranjeros (véase la definición de funcionario público en la página 9). Un fiscal no tiene que demostrar que se ha cometido un acto "impropio", sino solamente que la intención del infractor fue influenciar al funcionario público con el objeto de conseguir o conservar un negocio o una ventaja comercial.
La Ley de Prevención del Soborno se aplica a cualquier delito que tenga lugar en el Reino Unido, pero también a los delitos que tengan lugar fuera del Reino Unido cuando los cometan ciudadanos británicos, residentes en el Reino Unido o entidades constituidas en el Reino Unido, aún en algunos casos en los que estén aceptados por los usos y costumbres locales o estén permitidos por la ley local.
La Ley también introduce un nuevo delito corporativo que impone responsabilidad penal a toda sociedad constituida en el Reino Unido o que desarrolle parte de sus negocios en el Reino Unido [3] por no haber evitado el ofrecimiento de un soborno por parte de cualquier persona que provea servicios en nombre o representación de la sociedad. Esto puede incluir empleados, agentes, representantes, intermediarios, subsidiarias y joint ventures.
Una sociedad no será culpable de delito corporativo si puede demostrarse que tiene implementados “procedimientos apropiados” para impedir que dichas personas y entidades comentan sobornos. Esta Política Anti Soborno forma parte de los “procedimientos apropiados” de ABF.
Aquellas personas que ofrezcan sobornos podrán ser castigados con hasta 10 años de prisión y/o multas ilimitadas. Las empresas que cometan alguno de los delitos tipificados por esta Ley también pueden enfrentarse a una serie de multas significativas, confiscación de los beneficios provenientes de cualquier contrato obtenido por medios corruptos y quedar excluidas de la posibilidad de participar en licitaciones públicas y otros contratos gubernamentales.
Ley de los EE. UU. sobre Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA)
La FCPA prohíbe dar u ofrecer dinero, obsequios u objetos de valor a los funcionarios de un gobierno extranjero con el propósito de influenciar a dicho funcionario o tercero extranjero, o inducir al funcionario o tercero extranjero a que ejerza su influencia para ayudar a la sociedad a obtener o retener negocios. La Ley se aplica a ciudadanos estadounidenses, residentes permanentes y empresas estadounidenses, o a cualquier persona que actúe en su nombre o representación, así como también a personas y empresas extranjeras que infrinjan las normas de una forma que se considere que tiene una conexión suficiente con los EE.UU. El gobierno de los Estados Unidos ha manifestado su punto de vista en cuanto a que la FCPA puede aplicarse a una transacción incluso cuando ésta tenga una conexión muy limitada con EE.UU., por ejemplo, cuando una persona o compañía extranjera utilice un sistema de comunicaciones estadounidense o las redes bancarias de EE.UU. en conexión con una violación de las normas. La FCPA también impone disposiciones de control interno, contabilidad y mantenimiento de registros.
Aquellas empresas que violen la FCPA serán pasibles de multas por valores significativos en tanto que las personas físicas podrán enfrentar posibles multas y hasta 5 años de prisión al amparo de la disposición anti soborno y hasta 20 años al amparo de las disposiciones contables.

¿QUE ES UN SOBORNO?

Normalmente un soborno implica dar u ofrecer dinero, un obsequio o cualquier otro objeto de valor a alguien relacionado con un negocio o un gobierno con el objeto de conseguir o retener una ventaja comercial o inducir o recompensar al receptor para que éste actúe de forma indebida o cuando fuera impropio que el receptor acepte el beneficio. El soborno también puede tener lugar cuando la oferta u entrega de un soborno se realiza por o a través de un tercero, por ejemplo un agente, representante o intermediario. Tanto dar como recibir sobornos está prohibido en la mayoría de las jurisdicciones.
Con frecuencia los sobornos implican pagos monetarios (o la promesa de pagos) pero pueden incluir otros beneficios o ventajas. Por ejemplo, los sobornos podrían incluir:

· obsequios lujosos, atenciones empresariales tales como gastos de viajes o entradas a espectáculos deportivos o artísticos, sobre todo cuando dichas atenciones u obsequios son desproporcionados, frecuentes o se ofrecen en el contexto de negociaciones comerciales en curso;
· pagos en efectivo por parte de empleados o terceros como pueden ser miembros de consorcios, presentadores de negocios o consultores;
· el uso de servicios, instalaciones o bienes de una compañía sin contraprestación alguna;
· préstamos, garantías de préstamos u otras facilidades de crédito;
· ofrecer subcontratos a una persona vinculada con alguien involucrado en la adjudicación del contrato principal;
· contratar los servicios de una empresa local de propiedad de un potencial cliente / funcionario público o gubernamental u ofrecer una beca escolar a un miembro de la familia de un potencial cliente/funcionario público o gubernamental;
· donaciones de índole política o benéfica realizadas por un tercero vinculado a, o a petición de, una persona con la que ABF haga negocios; y
· beneficios tales como el otorgamiento de pasantías o el ofrecimiento de realizar experiencias laborales, tanto remuneradas como no remuneradas.

Los Facilitation payments son pagos de pequeñas sumas de dinero u honorarios solicitados por funcionarios gubernamentales para agilizar o facilitar la realización de trámites gubernamentales de rutina (como podría ser el otorgamiento de una visa o el despacho aduanero de mercaderías). En algunos países, realizar esta clase de pagos puede considerarse una práctica normal; no obstante, con frecuencia también se los considera ilegales en estos países.



POLITICAS Y PROCEDIMIENTOS DE ABF

Facilitation Payments
La Política Anti Soborno de ABF no permite realizar Facilitation Payments. Toda solicitud de Facilitation Payments efectuada a un empleado o representante de ABF debería informarse al superior inmediato o Funcionario a cargo de las Políticas de Anti Soborno y Corrupción (Funcionario ABC). Puede haber circunstancias muy excepcionales en las que un Facilitation Payment resulte inevitable (por ejemplo, cuando se vea amenazada o de otro modo afectada la seguridad o el bienestar personal de un individuo). Cualquier pago de esta índole debe informarse inmediatamente al superior inmediato o Funcionario ABC y debe estar debidamente justificado.
Obsequios y atenciones empresariales
El intercambio o entrega de obsequios y atenciones empresariales de escaso valor económico pueden fomentar la buena predisposición en las relaciones comerciales. Sin embargo, su valor y frecuencia deben estar estrictamente limitados, de acuerdo con lo dispuesto en las prácticas comerciales habituales y todas las leyes aplicables. Los empleados no deben solicitar, aceptar, ofrecer o entregar obsequios u atenciones empresariales para inducir, respaldar o recompensar una conducta impropia, incluso en relación con cualquier negocio o perspectiva de negocio futuro que involucre a ABF: por ejemplo, cuando éstos pudieran ser percibidos como obsequios o atenciones que comprometen el juicio y la integridad del destinatario. Este requerimiento se extiende a la entrega o aceptación de obsequios o atenciones empresariales a través de cualquier tercero o por miembros de la familia de un empleado de un actual o potencial cliente. Adicionalmente, los empleados no deben ofrecer por cuenta propia obsequios, atenciones empresariales o cualquier otro beneficio a potenciales clientes o funcionarios gubernamentales.
¿Qué constituye un obsequio o atención empresarial a los fines de esta Política?
Cualquier objeto de valor, incluyendo, a título ejemplificativo, entradas para un evento deportivo o cultural, vales de regalo, premios, descuentos, préstamos, gastos de viajes, acciones u otros títulos valores y el uso de instalaciones tales como, por ejemplo, casas de veraneo.
¿Cuándo son aceptables los obsequios o las atenciones empresariales?
Usted deberá determinar, de acuerdo con su propio juicio, qué se considera aceptable, teniendo en cuenta esta Política y los requisitos de aprobación que se establecen más abajo.
Habitualmente pueden ofrecerse o aceptarse obsequios y atenciones empresariales de escaso valor económico siempre que no exista ninguna expectativa o creencia de que se entregará algo a cambio. Entre los obsequios y las atenciones empresariales de esta naturaleza pueden incluirse:

· pequeños obsequios, incluyendo obsequios de valor simbólico como calendarios, agendas, bolígrafos u otros pequeños artículos promocionales tales como muestras; · comidas ocasionales con las personas con las que usted realiza negocios que no impliquen grandes erogaciones de sumas de dinero;
· asistencia ocasional a eventos que no impliquen grandes erogaciones de sumas de dinero tales como, por ejemplo, representaciones musicales, funciones teatrales o eventos deportivos menores;
· gastos de viaje y alojamiento razonables y necesarios en conexión con viajes de negocios legítimos.

Cuando los obsequios o atenciones empresariales no queden comprendidos en las categorías anteriores o cuando no esté seguro si se ajustan a estas categorías o si son apropiados, debe obtener la aprobación de su superior inmediato o del Funcionario ABC, antes de ofrecer o aceptar el obsequio o atención.
Siempre debe obtener aprobación previa para:
· cualquier obsequio cuyo valor exceda la suma del límite permitido por país (ver Límites en moneda local para Regalos & Gastos de atención empresarial);
· atenciones empresariales (es decir, comidas, una invitación para acudir a un espectáculo o evento deportivo, gastos de viajes de negocios o una combinación de estas actividades) que superen la suma del límite permitido por país (ver Límites en moneda local para Regalos & Gastos de atención empresarial).

Para evitar dudas, no se requerirá aprobación previa para:
· productos promocionales de marca de valor simbólico (p. ej., bolígrafos, calendarios, remeras);
· cortesías habituales tales como bebidas, sándwiches o refrigerios de escaso valor ofrecidos en las instalaciones de ABF o de terceros, en el marco de una reunión de negocios legítima.

Además de tener en consideración la proporcionalidad y la intención detrás de los obsequios u atenciones empresariales propuestas, usted también debería tener en cuenta la frecuencia y la oportunidad de los mismos. Los obsequios y atenciones empresariales relativamente modestos que se den/reciban con frecuencia o, por ejemplo, durante el período de negociación de un contrato, podrían percibirse como impropios. Por lo tanto, incluso cuando una propuesta concreta no supera el límite de aprobación, usted debe estar seguro de que no es apropiado o prudente solicitar su aprobación y los superiores inmediatos también tendrán en cuenta estos factores cuando aprueben los gastos.
Si usted es el destinatario de un obsequio o atención empresariales inesperados que, aparentemente, superan los límites aprobados, debe manifestar haber recibido el efecto en cuestión a su superior inmediato o al Funcionario ABC después de ocurrido el hecho. Con respecto a un obsequio, podrá requerírsele que lo devuelva, lo entregue a ABF o lo done a una obra benéfica si no se considera apropiado que lo conserve.
Todos los obsequios y atenciones empresariales que requieren aprobación se documentarán en su totalidad en el registro local de obsequios y atenciones empresariales. Los obsequios y atenciones empresariales procedentes de la empresa que se encuentren por debajo de los límites de aprobación estarán sujetos a los procedimientos normales de aprobación de gastos y no se aprobarán si la persona encargada de autorizarlos considera que el gasto ha sido impropio. Se informará de estos casos al Funcionario ABC.
El registro y el procedimiento de aprobación de gastos estarán sujetos a una revisión regular por parte del Equipo de Auditoría Interna.
La revisión del registro incluirá no solo el control del valor de cada uno de los obsequios y atenciones sociales, sino también la frecuencia y el valor conjunto de tales obsequios y atenciones ofrecidos/ recibidos por personas / empresas concretas.
Hay algunos casos en los que los obsequios y las atenciones empresariales nunca son aceptables, a saber:
· obsequios en efectivo o equivalentes de efectivo (por ejemplo: vales de regalo, préstamos, acciones u opciones de compra de acciones);
· obsequios y atenciones empresariales que sean deshonestos, impropios o pudieran perjudicar la integridad o el buen nombre de ABF;
· obsequios y atenciones empresariales que infrinjan cualquier ley o reglamentación local;
· obsequios y atenciones empresariales que el destinatario no tenga permitido recibir por instrucción de su empleador/mandante. Si existe alguna duda a este respecto, debe comunicarse por escrito acerca de la intención de hacer un obsequio u ofrecer atenciones empresariales al destinatario o al empleador/mandante del destinatario a fin de que puedan informar de antemano si la aceptación por parte del destinatario infringirá alguna política/ley local aplicable.

Téngase en cuenta que se aplican consideraciones especiales cuando usted tenga la intención de ofrecer un obsequio o atención empresarial a un funcionario de gobierno o empleado público. Excluyendo las excepciones aplicables a productos de marca promocionales de poco valor y refrigerios modestos en las instalaciones de ABF o de un tercero a que se hiciera referencia anteriormente, siempre necesitará la aprobación previa del Funcionario ABC local y el registro de los obsequios y atenciones empresariales ofrecidos a funcionarios gubernamentales (véase más abajo el apartado sobre tratos con gobiernos).
El Funcionario ABC local podrá asesorarle sobre cualquier variación local de la Política, por ejemplo, con respecto a obsequios acostumbrados que son legales y que no son percibidos como soborno o corrupción.
Puede encontrarse más información sobre obsequios y atenciones empresariales en los charts que describen el proceso de ofrecimiento y recepción de obsequios y atenciones empresariales y en los formularios de aprobación correspondientes, junto con los Principios de Aprobación para Obsequios o Atenciones Empresariales que están disponibles en la intranet de ABF en www.abfintranet.com ("Anti Bribery & Corruption / Approval Principles for Gifts, Entertainment or Hospitality").

Agentes, representantes, intermediarios y otros terceros
Podría imputarse responsabilidad penal a ABF por actos de agentes, representantes y otros intermediarios implicados en sobornos en ocasión de su actuación en nombre de ABF.
Antes de contratar a un tercero deberá considerarse si los servicios de esta persona son necesarios; si la persona propuesta es la indicada para desempeñar las funciones (incluso considerando su experiencia así como cualquier posible conflicto de intereses); y si la remuneración ofrecida es apropiada. Las unidades de negocio son responsables de seguir los procedimientos vinculados a terceros que se establecen en la Evaluación de Riesgo de Sobornos para Terceros (disponible en la intranet de ABF como “Bribery Risk Assessment for Third Parties”), incluyendo la evaluación del nivel de riesgo y la aplicación de los procedimientos pertinentes antes y durante la designación.
Los agentes, representantes e intermediarios contratados para representar los intereses de ABF deben cumplir con los Principios de Negocios de ABF (o de la empresa operativa de ABF de que se trate), que incluyen las disposiciones anti soborno relevantes. Los gerentes tienen la responsabilidad de garantizar que las expectativas de ABF en este sentido se comuniquen a dichas personas/entidades y sean observadas por éstas y que, de ser necesario, se establezcan las protecciones y garantías contractuales apropiadas.[4]
Antes de contratar a cualquier agente, representante o intermediario, deben llevarse a cabo tareas de due diligence exhaustivas, que pueden incluir encomendar la realización de evaluaciones de riesgo con terceros en zonas de alto riesgo. Sobre todo, es necesario saber quiénes son (incluyendo información de los propietarios reales de cualquier empresa); cuáles son sus antecedentes comerciales (incluyendo si alguna vez se hubiera afirmado o dado cuenta de de su vinculación con cualquier conducta comercial ilícita); así como para quién han trabajado anteriormente. Siempre deben obtenerse referencias apropiadas.
Las unidades de negocio serán responsables de asegurar que los pagos de comisiones y otros pagos a agentes, representantes o intermediarios de conformidad con un contrato de intermediación (o acuerdo similar) autorizado se contabilicen, aprueben y efectúen correctamente según lo acordado y dando cumplimiento a cualquier otro requerimiento legal. Todos los pagos realizados a un agente, representante o intermediario deben realizarse mediante transferencia bancaria directa (no a un tercero) al país en el que el agente, representante o intermediario ha establecido el asiento principal de negocios o en el que brinde servicios sustanciales en nombre de ABF. Cualquier solicitud de pago a terceros de una comisión, remuneración por servicios u otros honorarios que no se adecue a las disposiciones de esta Política, debe ser aprobada por el Funcionario ABC.

Trato con gobiernos
Si bien muchos países penalizan los sobornos y la corrupción tanto en el sector público como en el privado, las normas aplicables al sector público tienden a ser más estrictas. Si bien los principios de esta Política se aplican tanto a negocios en el sector público como en el sector privado, se debe actuar con especial cuidado en el trato con gobiernos, organismos gubernamentales o empresas estatales o bajo control estatal, sobre todo cuando ya hubiera un contrato con el gobierno o entidad gubernamental pertinente y/o se procurara obtener negocios de dicho gobierno o entidad gubernamental.
ABF prohíbe la entrega de sumas de dinero, obsequios, atenciones empresariales u otros objetos de valor a cualquier funcionario de gobierno o empleado público con la intención de influenciar las acciones de dicho funcionario con el fin de obtener o retener negocios o una ventaja empresarial o comercial o que de cualquier otra forma esté relacionado con la toma de decisiones que puedan percibirse como beneficiosas para los intereses comerciales de ABF.
La aprobación del Funcionario ABC es necesaria antes de ofrecer obsequios o atenciones empresariales a cualquier funcionario de gobierno o empleado público, incluso en relación con:
· el pago o reembolso de gastos de viaje o atenciones empresariales (p. ej., pasajes aéreos, comidas o facturas de hotel);
· la entrega de obsequios; y
· la realización de contribuciones para fines benéficos.

Todos los obsequios y atenciones empresariales a funcionarios de gobierno y empleados públicos, que no sean las excepciones de valor simbólico a las que se hace referencia en el apartado de obsequios y atenciones empresariales deben documentarse en el registro local de obsequios y atenciones empresariales.
Entre los funcionarios de gobierno y empleados públicos se incluye a:
· cualquier persona que ocupe un cargo legislativo, administrativo o judicial, incluyendo ministros, representantes electos de asambleas nacionales, regionales o locales, funcionarios de un partido político, funcionarios públicos, magistrados o jueces; · empleados, funcionarios, agentes u otras personas que actúen en carácter oficial para un gobierno, secretarías de gobierno, dependencias gubernamentales u organismos públicos, empresas públicas o comerciales de propiedad, total o parcial, de un gobierno; y · empleados, funcionario, agentes o personas que actúen en carácter oficial para una organización internacional pública como el Banco Mundial, las Naciones Unidas o la Comisión Europea.

Donaciones políticas
Es política de ABF no realizar ninguna donación política en su condición de organización. Sin embargo, sus empleados pueden optar por realizar donaciones con sus propios ingresos pero sin la intención de influenciar a cualquier tercero para beneficio de ABF o de cualquier otra forma que pueda dar la impresión que se ha pretendido ejercer dicha influencia. Donaciones benéficas
ABF es partidaria de efectuar contribuciones a las comunidades en las que lleva a cabo actividades y permite realizar donaciones razonables a obras benéficas con los fondos de ABF. No obstante, ABF debe tener la seguridad que las donaciones a obras benéficas no se perciban como un intento de ejercer influencia en beneficio de ABF o de cualquier otra forma se consideren impropias, y en el peor de los casos que no se vean como pagos ilícitos disimulados a individuos o funcionarios públicos en violación de cualquier ley anticorrupción. Deben adoptarse recaudos para asegurar que la obra benéfica sea lícita y que las donaciones no se desvíen a otros beneficiarios. Por lo tanto, no debería efectuarse o concertarse ninguna donación benéfica sin la previa consulta al Funcionario ABC local.

Pasantías/experiencia laboral
El otorgamiento de pasantías o el ofrecimiento de realizar experiencias laborales, tanto remuneradas como no remuneradas, puede percibirse como un beneficio (y eventualmente como un beneficio impropio) a favor de un tercero. No debe hacerse ninguna oferta de pasantías o de realización de experiencias laborales sin primero buscar la aprobación del departamento de Recursos Humanos. Todas las solicitudes recibidas de pasantías o de realización de experiencias laborales deben remitirse al departamento de Recursos Humanos.

Cumplimiento y supervisión
Todos los empleados de ABF son responsables de cumplir con esta Política.
La responsabilidad de supervisar esta Política y su aplicación ha sido asignada al Funcionario ABC de cada subsidiaria/unidad de negocios de ABF con la colaboración del Departamento de Legales de la empresa. La responsabilidad última respecto de la política recae en el Funcionario ABC de ABF. El cumplimiento de la Política estará sujeto a revisiones regulares por parte del Equipo Interno de Auditoria.
ABF también proporciona capacitación periódica a los empleados pertinentes con respecto a esta Política y al cumplimiento general de las obligaciones anti soborno. Todos los nuevos empleados cuyas actividades diarias puedan verse afectadas por esta Política recibirán capacitación apropiada dentro de un plazo razonable luego de su incorporación y reconocerán que han recibido una copia de esta Política, debiendo cumplir con la misma y con todas las leyes y procedimientos vinculados a ella.



REPORTE INTERNO DE DENUNCIAS

Se requiere que todos los empleados de ABF colaboren para luchar contra el fraude, la corrupción y otras malas prácticas dentro de la organización. Si usted ha tomado conocimiento, o sospecha que pueda estar cometiéndose un acto de soborno dentro de ABF, debe dar a conocer sus sospechas a la persona apropiada (que normalmente será el Funcionario ABC local). Si dudara acerca de que sus inquietudes hayan sido tratadas o de que se tratarán en la forma correcta, debe plantear el tema directamente a un ejecutivo superior de la empresa o a uno de los contactos brindados a través de los procedimientos de denuncia de malas prácticas (Whistleblowing) de su empresa o Política de Denuncia de Prácticas Indebidas e Ilícitas de ABF (se puede obtener información acerca de ello en la intranet de ABF en www.abfintranet.com).
Esto permitirá a ABF llevar a cabo una rápida investigación. Normalmente no sería apropiado revelar sus inquietudes fuera de la empresa o a un tercero antes de que ABF haya tenido la oportunidad de considerar el problema. Si solicita que su identidad quede protegida, ABF hará cuanto esté a su alcance para garantizar que así sea.
Ningún empleado se verá afectado si ABF pierde negocios como resultado de su decisión de no pagar sobornos o participar en actos de corrupción. Además, si usted cree sinceramente que se está produciendo una irregularidad y plantea su inquietud de buena fe y sin intención dolosa, ABF garantizará que no sufra ningún inconveniente o desventaja en el lugar de trabajo por haber dicho lo que piensa, con independencia del resultado de la investigación.

INVESTIGACIONES

Además de las auditorias regulares para verificar el cumplimiento de las leyes anticorrupción pertinentes y, en general, con esta política y demás políticas, prácticas y procedimientos de ABF, pueden existir ocasiones individuales en las que ABF desee investigar un problema específico o una manifestación en particular. En estos casos, podría realizarse una auditoria o investigación de registros, libros y cuentas con objeto de prevenir y detectar violaciones de las leyes y procedimientos anticorrupción y para asegurar el cumplimiento de esta Política y de otras políticas, procedimientos y prácticas de ABF.
Durante el curso de estas auditorías o investigaciones, es posible que el equipo de investigadores solicite la asistencia del personal del ABF, estando autorizado para contratar firmas contables, abogados externos, u otras personas, según ello se considere adecuado a criterio del equipo de investigadores. Todo el personal tiene el deber de cooperar plenamente cuando así se solicite.

 

[1] Para obtener más información sobre las prácticas empresariales éticas de ABF, visite la página web de ABF en http://www.abfintranet.com
[2]Para obtener más información, véase el apartado sobre Agentes, representantes e intermediarios y otros terceros más abajo.
[3]Para obtener más información, véase el apartado sobre Agentes, representantes e intermediarios y otros terceros más abajo.
[4]Podrá requerirse de la oficina de asuntos legales de la empresa el texto de las cláusulas habituales anti soborno incorporadas en los contratos con representantes.

Términos de Uso     Declaración de Privacidad     Política Anti Soborno    Desarrollo de Apernet